jueves, 5 de julio de 2012

Fuera.



Correr; correr sin parar sin saber hacia dónde. Huir. Escaparte. Olvidarse de los problemas de una vez, porque sí. Todo está lleno de obstáculos; cuándo piensas haberlos superado, ahí están de nuevo... No se cansan de aparecer. Tal vez lo mejor sea pasar del tema, pasar tú de ellos y olvidarte de todo lo que te rodea. Pero no, sería demasiado cobarde. Te gusta más plantarles cara, afrontar la realidad y solucionar todo lo que tiene solución. Pero si hay algo que te fastidia enormemente es ella y todo lo relacionado con ella. Esa impotencia, esa sensación de no poder hacer nada por miedo a que sobrepase la delgada línea que separa un sentimiento de otro muy distinto. Ese miedo es difícil, y duele. Duele mucho. Le has dedicado mucho tiempo al asunto para que las cosas vuelvan a estar medianamente bien, y volver a fracasar te asusta. 


En esta situación, sólo tienes dos opciones: La primera es mantenerte, dejar que las cosas ocurran como el de arriba quiera, dejarlo todo en manos de esa "cosa" llamada destino, aunque ni siquiera sepas con certeza si existe o no; La segunda, por el contrario, implica muchas más cosas. Tienes que arriesgarte, necesitas hacerlo, no sabes a ciencia cierta el resultado final. Tal vez todo vuelva a la normalidad, como siempre; y tal vez las cosas se enfríen y nada vuelva a su cauce.


Diferentes opiniones, gente a tu lado y gente que no lo está tanto, gente que se queda por el camino y gente que siempre estará ahí. No sabes qué hacer. Momentos difíciles. Calentamientos de cabeza. "Las cosas sólo ocurren una vez", "sólo los valientes se atreven a repetir la historia". Contradicciones


En ese momento, en ese jodido momento, llega el verano. Ya está. Tienes que decidirte, y tienes que hacerlo ya. Dos meses se hacen muy largos. Pero no vas a poder, te juegas demasiado y vuelve a aparecer ese miedo. Mejor seguir así. Darle otro lugar en tu cabeza mientras nada esté claro, no tiene que ser tan complicado. Empieza tu momento, disfruta cada día ahora que puedes, que ya habrá tiempo de volver a ese tema más adelante. 


"Correr; huir; a partir de ahora más diversión...y menos sufrir"

1 comentario:

Ángela Natale dijo...

Muy buena entrada Gabi! ;)