domingo, 9 de noviembre de 2014

Luz perdida.


Si llovieran llaves,
amaran corazones,
y quisiéramos candados;
volarían besos robados,
y atados,
nos dejaríamos llevar
y abriríamos la puerta,
colocados de versos
colgados de abrazos sentidos.


Cosería mis labios a tus labios;
te cogería en brazos;
te comería a abrazos
y te besaría
          trozo
             por
               trozo,
                   hasta
                       trazar
                          en tu regazo
                                                           
un mapa de vuelta a casa.

Que si las personas son hogares,
tú eres cada uno de los rincones favoritos
que he ido conociendo;
y que viviendo en gerundio
olvidé el pasado,
que quedó ligado al recuerdo,
y a día de hoy disfruto
teniendo momentos increíbles,
si quieres,
a tu lado.



QUE ME QUEDO CON LA LUZ DE TU MIRADA.

LO DEMÁS, SOMBRA.

2 comentarios:

Tu italiana. dijo...

Flipante Gabi...

Sebi Valera dijo...

C(ó)mo escribes tan bien !!! Una olaaaaa